Puertas gateras para gatos

gateras para gatos

Si tienes un gato adulto que ya conoce todo en la casa, y desea salir para hacer sus necesidades, nada mejor que prepararle una gatera para gatos, la cual es nada más ni nada menos, que una puertecilla para que el gato pueda salir con comodidad de la casa. Los gatos son mascotas muy independientes, es por ello que si respetamos esa naturaleza, ellos volverán con nosotros cuando nos necesiten, sobre todo los gatos adultos que ya conocen la casa y sus movimiento, es entonces que las gateras para gatos, son los elementos que colocaremos en las puertas de la casa, para lograr que ellos salgan las veces que quieran y también entren cuando lo necesiten.

De esta manera, no necesitaremos los areneros higiénicos, porque harán sus necesidades en el exterior en el jardín o en los espacios para ello, pero fuera de la vivienda, con lo cual, no habrá malos olores dentro de la casa en ninguna de las habitaciones. Todos podemos tener una gatera, al igual que una perrera, que son las puertas para el perro. Las medidas del gato, es lo primero que tendremos en cuenta para poder construir una de ellas en la puerta que por lo general es la trasera, la que da al jardín o patio.

Gateras interiores y exteriores

Es importante que sepamos que las gateras para gatos, se pueden construir tanto en las puertas, como en las ventanas de la casa. Los materiales pueden ser muchos, pero siempre se trata de colocar materiales que ellos puedan empujar con sus manos, u hocicos, para poder salir. Los gatos son animales muy inteligentes, así que solo bastará una sola vez en aprender cómo abrir la gatera, y él solo lo hará cada vez que así lo crea necesario. También podemos colocar una gatera para gatos en una puerta interna que da a una habitación en la que él tiene sus alimentos, el arenero para sus necesidades, la cama, o lo que sea.

Las gateras nos solucionan la vida, porque ya no tendremos que levantarnos de la cama, para abrir o cerrar la puerta, para que el gatito coma, descanse, o haga sus necesidades, sin la necesidad de tener que soportar esos arañazos que dejan en las puertas tratando de abrirlas con sus manos, ya que se trata de animales muy observadores, y saben cómo abrir una puerta, que, si tienes gatos, sabes de lo que estamos diciendo.



Ir arriba