Las principales características de los corales blandos

corales blandos

La Alcyonacea es una de las tantas especies de corales, pertenece a la subclase Octocorallia de la familia Anthozoa. Se los conoce comúnmente como corales blandos, ya que a diferencia de los otros no tienen un esqueleto de carbonato de calcio. Estos corales no contribuyen a la creación de nuevos arrecifes pero sin embargo habitan en ellos. Otro de los nombres por los que se conocen a los corales blandos es como corales de cuero o de piel. Esto se debe a que la mayoría de ellos tienen una apariencia carnosa. Estos corales tan particulares poseen dentro de sus tejidos cristales diminutos de un material llamado calcita. Estos cristales que se llaman espículas tienen una única función que es la de darle consistencia al coral. Ya que no tienen esqueleto. Como dijimos los corales blandos no poseen la capacidad de crear arrecifes pero si de habitarlos.

A estos los podemos encontrar en todos los arrecifes del mundo. De hecho hay registradas por el hombre alrededor de seis mil especies diferentes de corales blandos en todo el planeta. Los corales blandos poseen en su estructura unas células especialmente adaptadas conocidas como zooxantelas. Estas células son en realidad algas que viven en simbiosis con el coral. Aportándole hasta el 98% de sus necesidades nutricionales, que lo hacen a partir de la fotosíntesis. Los corales blandos poseen según se especie diferentes tamaños y colores, algunos de muy llamativos y hermosos. Los podemos colocar en acuarios de agua salada con otros corales y con o sin peces. Son de muy fácil mantenimiento y cuidados, por lo que son perfectos para la decoración de nuestro acuario.



Ir arriba