5 alimentos que nunca debes darle a un gato, ¿Cómo distinguirlos?

5 alimentos que nunca debes darle a un gato

En cuanto a los alimentos que se les da a las mascotas hay que tener en cuenta que éstas deben comer lo estrictamente indicado.
Ya que hay algunos que son de consumo humano que para los animales pueden ser muy peligrosos.
En este espacio nos ocuparemos de los gatos, y veremos, entre otras cosas, los 5 alimentos que nunca debes darle a un gato.
La leche, que a la mayoría de los gatos le gusta, les puede causar diarrea y dolencias gastrointestinales, debido a la intolerancia que tienen a la lactosa.
En los supermercados y almacenes venden leche deslactosada, ésta se le podría dar pero muy esporádicamente.
El pescado crudo además de causar problemas gastrointestinales, contiene tiaminasa.
Lo que puede producir una alteración en la tiamina (vitamina B1), esa deficiencia puede dar origen a problemas neurológicos.
El atún enlatado, de consumo humano tiene un alto contenido en sodio, lo que perjudica la salud del gato.
El ajo y la cebolla tanto crudo como cocido, tienen componentes que dañan los glóbulos rojos, ocasionando la falta de oxigeno que ellos transportan.
Además los gatos no metabolizan las sustancias que contienen el ajo y la cebolla.

Previniendo y cuidando su salud

Los chocolates son un veneno para los gatos por la alta toxicidad que presenta la teobromina y que ellos no la pueden procesar.
Hay que tener mucho cuidado con respecto al chocolate, ya que es uno de los 5 alimentos que nunca debes darle a un gato.
Las uvas, son las enemigas de los gatos, su consumo dañan su sistema renal, las nueces alteran sus músculos y el sistema nervioso.
Y como todos estos alimentos hay muchos más que nunca debes darle a un gato.
Cuando se convive con un gato o se lo tiene cerca, ante todo hay que investigar todos los alimentos que ellos no deben comer.
En internet existe una lista importante que se puede consultar. Las preguntas a los veterinarios tampoco están de más.
Hay personas que tienen la costumbre de convidarle al gato algo de lo que están comiendo ellas.
Ese hábito debería ser erradicado no solo por la salud del animalito, sino para que se acostumbre a comer solamente su alimento y se le respete los horarios de comida.
De esta manera protegeremos la salud y el sistema inmunológico de los gatos, como también de los demás animales que conviven en el hogar.