Bandeja higiénica para gatos casera, ¿Cómo hacerla?

bandeja higiénica para gatos casera

Si tienes o has tenido un gato sabes que ellos son muy cuidadosos con sus desechos, por lo general van a un sitio apartado, cavan un hoyo, hacen sus necesidades y lo tapan. Por suerte para nosotros y ellos existen las bandejas higiénicas o areneros, para evitar que ellos lo hagan en cualquier sitio de nuestro patio o jardín. Pero, ¿qué pasa cuando no tenemos la posibilidad de comprar o conseguir un arenero? Bueno, aquí te diremos cómo hacer tu propia bandeja higiénica para gatos casera. El primer paso para construir este artículo tan importante para tu mascota es conseguir los materiales necesarios. Estos son una caja grande de plástico de 50X50 centímetros, las mejores son las cajas con tapa donde puedes guardar herramientas o de almacenamiento. También necesitarás un objeto cortante como un cúter o un cuchillo, las piedritas de yeso o arena y una bandeja plástica o plato grande. El primer paso para hacer la bandeja higiénica para gatos casera es colocar la caja en posición norma, o sea con la tapa hacia arriba.

Luego con el cúter o cuchillo haremos la entrada al futuro baño de tu gato, trata de que esta sea lo suficientemente grande como para que entre sin problemas. El tercer y último paso para hacer la bandeja higiénica para gatos casera es levantar la tapa de la caja y colocar la bandeja o plato con las piedritas de yeso o arena. En lugar de bandeja o plato puedes colocar una caja de cartón de no más de cinco centímetros de altura. Esto es para que te sea más fácil limpiarla una vez que tu mascota haya hecho sus necesidades. Además lo bueno de esta bandeja higiénica para gatos casera es que por encima le puedes colocar o apilar cosas y ahorrarte lugar en tu hogar. Como por ejemplo la bolsa de piedritas de yeso, o también un árbol con rascador para que tu mascota tenga todo en un mismo sitio. Lo mejor de esta bandeja higiénica para gatos casera es que al ser cubierta tu gato no dejara piedritas tiradas por allí. Además la podrás colocar tanto en interiores como en exteriores, y tu gato no estará escarbando en el jardín.



Ir arriba