Las enfermedades de gatos que debes conocer

enfermedades de gatos

Los gatos son mascotas muy cariñosas pero a la vez independientes, por ello cuando los adoptamos existen algunas cosas que debemos saber sobre su alimentación, cuidado e higiene. Al ser animales que no dependen de nadie, muchas veces (si tenemos una casa grande con jardín) se van y desaparecen por horas, volviendo al rato para alimentarse y descansar, esta es parte de la rutina habitual de un felino, que dicho sea de paso, duerme alrededor de 16 horas al día. Cuando un gato empieza a actuar diferente, es cuando debemos estar atento a las enfermedades de gatos que pueden aparecer en cualquier momento.

¿Cómo nos damos cuenta de que nuestro animalito está mal?, sencillo, cuando observamos abruptos cambios en su comportamiento. Si el felino es activo, y de pronto lo vemos tirado, sin moverse, es un síntoma de alarma. Lo mismo si encontramos que no quiere comer, o tomar agua, estos síntomas determinan que podemos estar enfrentándonos ante enfermedades de gato de cualquier tipo.

Enfermedades más comunes

Existen diferentes enfermedades de gatos, pero nosotros haremos hincapié en las más comunes o frecuentes.

1- Alergia: la alergia puede afectar frecuentemente a los felinos, lo primero que debemos hacer aquí es identificar qué es lo que la está produciendo, y eliminarlo del hábitat del animal. Podemos identificar esta patología sencillamente: si el gato presenta tos, estornudos, dificultades respiratorias y síntomas cutáneos como enrojecimiento, picor (observaremos que el gato se rasca con mucha intensidad)

2- Bronconeumonía: esta enfermedad es una inflamación de los bronquios y de sus alveolos pulmonares, se da de manera aguda. Cuando esto ocurra el animal presentará ojos enrojecidos, mucosidad, tos y probables úlceras en la boca.

3- Cataratas: este una de las enfermedades de gatos de tipo oftalmológicas, y puede ocurrir por diversas causas, ya sea de manera congénita, como adquirida. Nos damos cuenta de que el gato la padece porque cuando miramos sus ojos, su pupila es de color blanco. La visión del animal se reducirá, y por ello le costará desplazarse con rapidez y seguridad.

4- Conjuntivitis: esta patología es también muy habitual en los felinos, nos daremos cuenta de que la padece cuando notemos que los ojos del animalito tiene muchas lagañas y lagrimearán constantemente.

5- Por último nombraremos a los problemas gastroinstestinales, estos tiene lugar frecuentemente en los animalitos más jóvenes, y puede darse por comer comida en mal estado o por infecciones bacterianas y parásitos.



Ir arriba