Mantenimiento y cuidados de los geckos

cuidados de los geckos

Los geckos, son también conocidos con otros nombres como salamanquesas, gembas, gecónidos, cuijas, tutecas, etc. Pertenecen a la familia de los saurópsidos escamosos. Los cuidados de los geckos incluyen darles un hábitat adecuado, una alimentación proporcionada, y tener algunos conocimientos básicos sobre su comportamiento y necesidades básicas. Al ser originarios de climas templados y tropicales en su pecera o hábitat debemos proveerle un clima acorde a su necesidad. Lo ideal es que la temperatura no supere los 30° y no sea menor a 23°. Otro de los cuidados de los geckos que debemos tener en cuenta es el tipo de suelo y las plantas para su terrario. Al ser animales trepadores te recomendamos que coloques troncos y ramas, ya que ellos se sienten muy cómodos en las alturas.

El suelo o sustrato es conveniente que sea lo más fino posible, como el coco o sustrato de bosque, y además debe estar húmedo. La alimentación es otro de los cuidados de los geckos en la que debemos prestar mucha atención. Estos animalitos tienen como dieta principal diferentes insectos, y es muy importante que le coloques agua en un plato de poca profundidad, alrededor de uno o dos centímetros. Aunque muchas veces ellos liban la humedad que se junta en las plantas y paredes de su terrario. Otro de los cuidados de los geckos y que también es muy importante es el tamaño de su terrario o hábitat, como siempre decimos cuanto más grande mejor. Ellos además presentan una ventaja con respecto a otros animales domésticos como perros o gatos, y es que no necesitan de mucho espacio ni salir a pasear. Por lo que se hace muy sencillo sus cuidados y mantenimiento.



Ir arriba