Mantis religiosa como mascota, un insecto muy peculiar

mantis religiosa como mascota

En los últimos años ha crecido una moda de tener mascotas exóticas, ya sean arañas, lagartos, hurones, caracoles, mantis religiosa, grillos, insecto palo, ciempiés gigante, escorpiones, etc. Tener un insecto posee muchas ventajas, la que mas resalta es que al ser pequeños casi no ocupan espacio y por lo general su mantenimiento es sencillo. Uno de estos casos es el de la mantis religiosa como mascota, este increíble insecto lo podemos tener en nuestro hogar sin mayores inconvenientes. Este exótico insecto puede ser una mascota agradable y muy divertida, son muy intuitivas y sin dudas de los insectos más inteligentes que existen. Este peculiar insecto puede vivir alrededor de un año, si es que lo cuidamos apropiadamente. Además podemos decirte que muchos científicos y naturalistas aseguran que la mantis puede reconocerte como persona. Lo primero que tenemos que saber antes de tener una mantis religiosa como mascota es si estamos dispuestos a tener a este insecto y cuidarlo como él lo necesita. El primer paso es encontrar a la mantis, nosotros te aconsejamos que trates de no sacarla de la naturaleza porque esto le puede afectar mucho, ya que el cambio de hábitat para muchos animales puede ser mortal. Lo más aconsejable para mantis religiosa como mascota es comprarla en una tienda de mascotas o directamente en la web.

Muchos de estos sitios crían a sus propias mantis ya adaptadas a vivir en cautiverio. Antes de llevar la mantis a nuestro hogar debemos prepararle su hábitat. Para ello necesitaremos un terrario o pecera adaptada a sus necesidades, con la temperatura y humedad que ellas necesitan, alimentarla y limpiar su hábitat diariamente. Para tener una mantis religiosa como mascota la comida debe ser la adecuada, de otro modo al no comer morirá al poco tiempo. Para su alimentación puedes darle grillos, moscas de la fruta, etc., estos insectos también los puedes comprar en la misma tienda donde adquiriste a la mantis, y te aconsejamos que en lo posible se los des vivos. Al crecer pueden comer otros insectos como abejas, arañas pequeñas y moscas comunes. Te recomendamos que si quieres tener una mantis religiosa como mascota no pongas a dos de ellas en el mismo terrario ya que el resultado será desastroso. Ellas se atacaran entre ellas hasta que solo quede una, ya que son muy agresivas y territoriales. La limpieza como dijimos debe ser periódica, y mejor aun diaria en lo posible, ya que solo te tomara unos minutos y lo puedes hacer mientras ella se alimenta. Tener una mantis religiosa como mascota requiere de cierto mantenimiento pero te aseguramos que te dará muchas horas de entretenimiento mirar a esto exótico y carismático insecto.



Ir arriba