Cuidar lagartijas

cuidar lagartijas

Es muy común tener lagartijas como mascotas, especialmente para los niños ya que son fáciles de cuidar aunque hay que tener algunos recaudos para sus cuidados. Pero por ejemplo cuando elijas una lagartija debes tener en cuenta que debe establecerse en un entorno que sea lo más parecido a su ambiente natural para que de esa manera no sienta el cautiverio. Puedes hacerlo en una pecera amplia, agregando rocas, ramas, un lugar en donde tenga agua y algunos túneles para que pueda esconderse allí. También es importante que te informes debidamente sobre la especie de lagartija que vas a adoptar ya que algunas de ellas tienen otras necesidades nutricionales.

En líneas generales como la mayoría de los reptiles se alimentan de insectos, y lo ideal sería respetar esta dieta; los insectos puedes conseguirlos en las tiendas de mascotas especializadas y soltarlos dentro de su hábitat. A diferencia de otro tipo de mascotas, no es necesario que vigiles a las lagartijas cuando comen ya que uno de los problemas que se generan cuando el sueño hace esto, es que las lagartijas se estresan y pueden dejar de alimentarse o bien, se les puede generar un problema digestivo grave.



Ir arriba