Reconocer las enfermedades de hámster

enfermedades de hamster

El hámster es quizás una de las mascotas preferidas por los más chicos, ya que no requieren de grandes responsabilidades para su cuidado y es por ello que son los primeros animalitos que se tienen antes de dar el gran paso hacia el perro o el gato. Pero como toda mascota necesitamos brindarle los cuidados básicos de alimentación, salud e higiene; justamente el tema que tocaremos a continuación hace hincapié en las enfermedades de hámster más frecuentes. Decimos que los hámster poseen un sistema inmunológico excelentemente desarrollado, y es por esto que si lo cuidamos como corresponde, muy difícilmente se nos enfermará; pero el punto débil de esta clase de roedor es el estrés, como también los cambios de temperatura, la alimentación monótona y la falta de higiene.

¿Cómo saber si mi hámster está enfermo?

Cuando los animales son tan pequeños, se nos hace muy complicado detectar si padecen de alguna patología, pero las enfermedades de hámster pueden ser detectadas; nosotros te diremos cómo. Uno de los primeros síntomas que muestra el roedor es la apatía, se torna agresivo y se irrita con facilidad; es muy probable que realice raros movimientos, se encuentre inactivo, no coma, tiemble y se sienta asustadizo. Otro de los síntomas de las enfermedades de hámster es la presencia de mucha humedad en su parte anal; si notamos el vientre hinchado, duro y tenso o si observamos que el animalito sufre diarrea. La desnutrición es también una luz de alerta, cuando nos damos cuenta de que el hámster pierde peso (7 gramos por semana), su color de patas empieza a cambiar o si adopta una postura encogida.

Cuando el hámster se encuentra sucio, descuidado, herido, pierde pelo, sus ojos lloran continuamente, se encuentran abultados y enrojecidos, es allí donde inmediatamente debemos consultar con un veterinario. Los ruidos al respirar, los continuos estornudos y la irritación en sus labios pueden indicarnos de que nuestro roedor está sufriendo alguna enfermedad. Los ácaros y los hongos son enfermedades frecuentes de los hásmter, también entre estas patologías encontramos la enfermedad de la cola húmeda, la oclusión de los carrillos y los enfriamientos. Otras enfermedades de hámster no tan frecuentes son los tumores, los abscesos y las fracturas óseas. La diabetes puede darse en ejemplares viejos y nos damos cuenta de que la padece ya que el animalito empieza a pesar más de lo normal, orina mucho y sus ojos se encuentran turbios.



Ir arriba